El pedido de su extradición a Brasil desde 2015 se concretó desde tempranas horas de ayer en una sorpresiva acción policial con una fuerte custodia por aire y tierra. Un helicóptero Super Puma lo trasladó hasta Corumbá (Brasil)


Agentes de la Policía Federal lo esperaron, para luego llevarlo hasta las oficinas de esta unidadAgentes de la Policía Federal lo esperaron, para luego llevarlo hasta las oficinas de esta unidad

Pedro Montenegro Paz fue extraditado a Brasil. En una sorpresiva acción policial, desarrollada desde las primeras horas de ayer, en cumplimiento a una resolución emitida por el Tribunal Supremo de Justicia el 9 de octubre, antes de las elecciones generales, pero que recién se hizo pública hace una semana.

Montenegro fue retirado de la cárcel de Palmasola a las 7:00 y en una caravana de motorizados, con fuerte custodia policial terrestre y aérea, fue trasladado hasta los Diablos Negros del aeropuerto El Trompillo. Allí fue subido a un helicóptero, un Super Puma, que lo transportó directo a Corumbá (Brasil) y pasado el mediodía fue entregado a las autoridades de ese país. 

El comandante de la Policía de Santa Cruz, Miguel Mercado, explicó que se operó en cumplimiento a una orden judicial y que se montó el operativo con máximas medidas de seguridad teniendo en cuenta las experiencias en otros países de rescates de personas implicadas en narcotráfico, como el caso del hijo del ‘Chapo’ Guzmán en México. 

Detrás del extraditable 

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), la Fiscalía y el Órgano Judicial manejan la investigación más importante del año. Hasta el momento existen más de 40 personas investigadas, entre altos jefes policiales, magistrados del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo de Justicia. 
Hay nueve personas detenidas, solo dos policías, y los demás son particulares.

La Felcn reveló que en el caso Montenegro hay al menos 40 bienes secuestrados, además de varios vehículos. 

Sin embargo, Montenegro, a través de su defensa, argumentó que solo tiene un inmueble y que no es aquel hombre con una gran fortuna acumulada, como lo aseguran las investigaciones de la unidad antinarcóticos. 

La carta notariada 

Pedro dejó escrita una carta notariada que ayer, mientras el helicóptero Super Puma levantaba vuelo desde el aeropuerto El Trompillo, dio lectura pública su abogado, Ariel Góngora, en medio de gran expectativa de la prensa. 

“A mi amada familia, que con mucha tristeza, dolor y un nudo en la garganta abandonaré por algún tiempo. Como hombre formado en Derecho sé que mi mejor opción de ser libre es en Brasil, porque lamentablemente en mi país no hay justicia en este caso por la injerencia política”. 

La misiva continúa y señala: “El Gobierno del MAS atropelló mis derechos humanos y más aún, cobardemente, persiguió a mi sagrada familia solo por la rivalidad personal y de carrera del coronel Maximiliano Dávila Pérez, quien no descansó hasta destruir todo lo que tenía a su alcance, y esto por una serie de intereses de poder, extorsión para beneficio económico y pase libre para sus delitos, creando cortinas de humo y poniéndose al servicio de un tirano narcogobierno, pero no importa. Dios es justo y de los ojos de él no podemos liberarnos. Sin embargo, el castigo de Dávila no creo que se dé en Bolivia, pero sí estoy seguro de que la DEA sí sabrá qué hacer con él y sus subordinados serviles”. 

También el documento hace referencia al Gobierno transitorio. Indica que “se encuentra delante de una estrategia política de gabinete, que es lavarse las manos de la mejor manera”. Afirmó que “se está copiando y mejorando al estilo que dejaron los anteriores dictadores, volviendo a manosear la justicia, vulnerando todos los principios procesales. Los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, con una forzada e infundada fundamentación, por ganarse dos laureles del actual Gobierno deciden dar curso a una prescrita solicitud de extradición, manipulando fechas y sus registros”, escribió Montenegro. 

Extradiciones dormidas 

Junto al pedido de extradición de Montenegro, el Ministerio de Gobierno desempolvó otras 15 solicitudes, que a su entender estaban dormidas desde hace algún tiempo. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró que se activaron los pedidos que estaban archivados y que se investiga para sancionar a los responsables. 

La Dirección Nacional de Interpol, a través del coronel Jorge Campos, aclaró que nunca borró ni se hizo desaparecer documentos o registros de Montenegro. De esta manera desmintió las declaraciones del exministro Carlos Romero, que aseguró la desaparición de estos archivos. Campos reveló que la alerta roja de Montenegro siempre estuvo vigente.

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: