Waldo Albarracín anunció este sábado que el lunes presentará su renuncia a la candidatura por la Alcaldía paceña. Acusa a la guerra sucia, al empeño por llevar adelante las elecciones, pese al incremento de la pandemia, y a la liberación de los acusados de haber incendiado su casa, como los principales motivos que han socavado sus fuerzas físicas y emocionales.

Envió una carta a Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana (CC) y Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional (UN), quienes conforman el frente Unidos por La Paz, para presentar su renuncia a la candidatura a la Alcaldía de La Paz, en la que expresa dos motivos: la pandemia y la guerra sucia en su contra.

En la misiva, agradeció por la confianza que le depositaron, el apoyo y el empeño puestos en la campaña, lo que “evidencia su voluntad por construir una ciudad mejor y digna para todos los paceños”.

Sin embargo, manifestó que por la coyuntura que está atravesando el país existe un escenario de “peligrosa indefensión ciudadana”, ya que está expuesta a contagios del Covid-19, y se produce un colapso en hospitales y salas de terapia intensiva, “resultando doloroso el número de fallecimientos por esta causa. Hace poco sobrepasamos los 200 mil contagios y ya fueron registrados más de 10 mil muertos en todo el país”, dijo.

Mencionó datos de la universidad Johns Hopkins, que indican que Bolivia ocupa el séptimo lugar en el mundo con mayor tasa de letalidad por la enfermedad, “datos que parecen insignificantes para las autoridades de los órganos Ejecutivo, Legislativo y Electoral”. Luego apuntó que hacer campaña en estas condiciones es un acto de deslealtad e inmoralidad con el pueblo, “así lo dijimos públicamente, y es algo que me afecta a nivel psicológico y moral”.

Desde su cuenta de Twitter se dirigió a la ciudadanía: «Con mucho pesar he  tomado la decisión de declinar a mi candidatura. Lo hago por las circunstancias de luto y emergencia que vive nuestra ciudadanía. Confío en que sabrán entender mi decisión. Gracias por todo su apoyo».

Guerra sucia

En lo político, denunció que es víctima de guerra sucia de parte de los gobernantes que buscan promover “a como dé lugar” acciones penales en su contra, “para viabilizar mi subsecuente encarcelamiento, mientras paralelamente los autores materiales del voraz incendio perpetrado en mi casa, paulatinamente van siendo eximidos de su responsabilidad penal”.

Denunció que el 29 de enero un juez dispuso la liberación de uno de los pocos y últimos detenidos. Tiempo antes, “un fiscal dictó sobreseimiento a favor de uno de los principales autores que reconoció públicamente haber intervenido en la quema de mi casa”.

Complementó que también buscan “criminalizar” su gestión como rector de la UMSA, “pese a que en su momento fue calificada como la mejor en 50 años”.

Lamentó que estos hechos, además de afectar a su familia, “han generado un deterioro enorme a mi salud física y mental. Por eso, conforme a todo lo expuesto, por un principio de lealtad, me dirijo a ustedes para informar que el lunes estoy presentando formalmente mi renuncia a la candidatura de alcalde de La Paz, ante el Tribunal Supremo Electoral”. Al finalizar expresó disculpas “por la decisión asumida que a estas alturas se torna inevitable”.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *