Cámaras de video vigilancia de última generación (detección de temperatura, facial, objetos abandonados, etc), alarmas, control de acceso, sistemas contra incendio y otros equipos forman hoy parte de la seguridad para proteger la firma de cualquier amenaza potencial. Las empresas, industrias y el sistema financiero en el mundo, cuentan con modernos sistemas de seguridad, integrados y bajo el paraguas de la ciberseguridad.

Antes, las cámaras eran análogas con cable coaxial y lo único que nos preocupaba era que no se roben el equipo de grabación. Hoy, las empresas, industrias, sistema financiero, en Bolivia y el mundo, son objeto de intentos de hackeo. El internet nos facilita las cosas, pero nos expone”, precisa Pablo Camacho, especialista en sistemas integrados y ciberseguridad para edificios inteligentes.

En Bolivia, el mercado de seguridad electrónica crece de manera exponencial. El principal cambio está en la percepción de su significado. “Pasamos de métodos tradicionales, como contar sólo con vigilantes o policías, como elemento principal de seguridad, a la integración de sistemas de seguridad electrónica. Nos referimos a softwares avanzados que permiten controlar desde una sola plataforma, en una sola pantalla, las alarmas contra incendios, accesos, circuito cerrado de televisión (CCTV), ascensores, grupos electrógenos y otros”, enfatiza.

Existen varios sistemas de seguridad y se complementan para proteger la infraestructura y la vida de las personas que allí trabajan. Es importante contar con al menos cuatro sistemas de seguridad: para evitar robo, alertas tempranas de protección a la infraestructura, control de acceso para restringir áreas y control de cámaras. Estos sistemas se complementan como partes de un rompecabeza.

Las alertas tempranas son clave. Por ejemplo, sucede un incendio en un piso 10. Con un sistema integrado, automáticamente se detecta la emergencia porque se activan el sensor de humo y las cámaras para mostrar lo que está sucediendo al operador del sistema. 

Además, de inmediato libera todas las puertas sobre las que tenga control de acceso, como mandar a los ascensores a planta baja, cerrar las válvulas de gas y otras en el edificio. “Ésa es la gran diferencia con la automatización, integración y ciberseguridad”.

En 2013, la Ley de Seguridad Ciudadana establece un reglamento para empresas de Seguridad Física y exige que la instalación de sistemas de video, alarmas de intrusión, contraincendios, control de acceso, y edificios inteligentes, necesita de una licencia de la Policía, que depende del Ministerio de Gobierno. 

Las empresas de seguridad electrónica y física registradas llegan a 200 en el país, pero hay más de 1.500 ilegales. “Es importante alertar a la población, clausurar a las ilegales y colocar en la web de la Policía la lista de las registradas”, plantea Camacho, que junto a otros empresarios esperan que el Viceministerio de Autonomías otorgue personería jurídica a la futura Cámara Boliviana de Seguridad Electrónica.

Selección

Para elegir una empresa de seguridad en Bolivia, se debería exigir: antigüedad, proyectos exitosos que realizó, marcas de equipos con la certificación internacional que representa y el certificado de funcionamiento otorgado por el Ministerio de Gobierno.

Al iniciar el diseño y hacer la cotización de equipos hay que verificar que las marcas elegidas cumplan con normas internacionales que garanticen la calidad de sus equipos y cuenten con sistemas de encriptación para evitar el hackeo.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *