La versatilidad ante las cámaras de Gary Áñez es un punto a su favor. Anoche, en el debate organizado por la red Unitel, al igual que en anteriores participaciones ante los medios, el candidato al sillón municipal por Comunidad Ciudadana- Autonomías por Bolivia se mostró, en principio, seguro y confiado. Todo iba bien hasta que Jhonny Fernández interrumpió su presentación. ¿Qué pasó después?

Las redes sociales se manifestaron al instante. Unos hablan de prepotencia de Áñez, otros apelan a la provocación por parte de Fernández como parte de la estrategia. Cada quien, mira la parte que le conviene y defiende a su candidato. Varios politólogos y estrategas analizan lo sucedido para comprender cómo se llegó a ese punto.

“El detonante parte de la interrupción a la intervención de Gary Áñez por parte de Jhonny Fernández”, señala el politólogo Guillermo Bretel. El candidato de UCS buscó desconcentrar a su oponente más cercano en las encuestas y “desenfocarlo” en el debate, apunta.

El consultor político y asesor de imagen, Héctor Montero, considera que “son armas de campaña” las estrategias usadas por Fernández para mostrar la diferencia frente a su contendiente. Las interrupciones y acusaciones de Jhonny pretendían provocar una reacción que afectara la credibilidad de Áñez.

El propio Gary Áñez reconoce que el candidato de UCS “persistió en incumplir las normas” de manera premeditada y “por la confianza que tengo con Gabriela Oviedo, le sugerí que corten los micrófonos”. 

Descarta que su reacción haya sido de prepotencia. “Estoy efusivo, pero no me descontrolo, no me enojé”, dice el comunicador.

El candidato de CC reconoce que hubo un “enfrentamiento” con Fernández puesto que “a mí me dan rabia los mentirosos”. Además, señala que “Jhonny es dueño de la mentira y se maneja en ese marco” ante lo cual él se muestra firme e intransigente con la mentira.

La mirada de los analistas

El más contundente en criticar a Áñez ha sido el también periodista Carlos Valverde. Califica la reacción del candidato como “prepotente” y considera que tiene “poco control emocional”. Valverde dijo que su interpelación a Gabriela Oviedo “ha sido muy grosera”.

En un análisis más profundo, Valverde dijo que Gary Áñez “no ha sabido retrucar a Jhonny con argumentos y cayó en los agravios para desmerecer los ataques. Se enfrascó en lo personal, en lo peor de la vieja política”.

Para José Orlando Peralta, la inexperiencia política de Áñez quedó patente anoche. “Los otros candidatos lo han atacado para sacarlo del marco racional y demostrar una cara menos amable del candidato” asegura. 

Dijo que la interrupción de Jhonny responde a la estrategia de campaña. “Los analizan psicológicamente y buscan sus puntos débiles” explica el politólogo. Y revela que el candidato de la UCS no mostró esa misma actitud de intervención con los otros candidatos.

El analista Luis Andia apunta a la inexperiencia política de Gary Áñez. “Pensó que podía manejarlo como lo ha hecho en los micrófonos y sobreestimó el escenario”. Además, considera que Áñez “no esperaba que lo ‘chicaneen’ de igual a igual”, situación que lo molestó.

Andia recuerda que en política hay que tener mucha paciencia y sangre fría para responder a la gente.

Guillermo Bretel, a su vez, reitera que la estrategia de UCS era la de incomodar a Áñez y éste como cualquier humano, se enojó y se salió de sus casillas. A raíz de esta situación de tensión “le costó entrar en el debate”, apunta.

Quieren mostrar un perfil de firmeza

El asesor de imagen política Héctor Montero valora el perfil que desean mostrar de Gary Áñez. “Es un candidato fuerte, con un temperamento fuerte. Lo mostró en su etapa de periodista con preguntas duras y directas”. La búsqueda de un perfil de fuerza atiende a la idea generalizada en la población por la cual el municipio requiere una autoridad con fortaleza y firmeza.

«Angélica Sosa y Adriana Salvatierra también mostraron un temperamento fuerte” como se supone hace falta en el municipio, señala Montero. “La función de una autoridad parte de saber imponer el imperio de la ley y eso reclama firmeza”, complementa Montero.

Valverde reconoce que el manejo de la ciudad requiere un determinado carácter, pero aclara que “mostrar carácter no significa ser agresivo”. Y agrega que “el control de sus emociones forma parte de la fortaleza de una persona”.

Para el analista y catedrático universitario Luis Andia, Gary Áñez está apostando a un perfil “de un cruceño original con una posición antipolítico”. Completa esa imagen al mostrarse “firme con respecto a los temas sociales”, uno de los puntos fuertes de su programa de gobierno.

Los escenarios de campaña y de gestión municipal son diferentes. José Orlando Peralta indica que en el primero se evidencian las tensiones de una manera más cruda por el estrés de la campaña. Ante una posible victoria en las urnas, recomienda “autocontrol” ya que se trata otro escenario.

Áñez “ha emergido como un candidato que viene de la prensa con un perfil de cuestionador y firme. Debe demostrar eso. Es un cuestionador; debe demostrar esa firmeza” como autoridad, dice el analista Peralta, que también observa que al candidato “le ha afectado sentirse ganador tras la última encuesta”.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *