La pandemia afectó seriamente a la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA). En 2020, sus ingresos bajaron en 54 por ciento en comparación con 2019. El Estado pretende reactivarla con la entrega de un crédito, pero expertos consideran que la empresa se maneja de manera política y nunca fue bien administrada. 

El informe de rendición de cuentas del Ministerio de Obras Públicas indica que, en 2020, los ingresos de la aerolínea fueron de 885 millones de bolivianos, pero en 2019 sus ingresos fueron de 1.930 millones de bolivianos. Se trata del ingreso más bajo de los últimos cinco años. 

El Gobierno nacional anunció un aporte de capital para que BoA pueda superar la crisis económica. 

En diciembre de 2020, BoA informó a Los Tiempos de forma escrita que viene trabajando en diferentes alternativas de financiamiento que aseguren al menos 25 millones de dólares para su reactivación. El Gobierno prometió la entrega inicial de 37,5 millones de bolivianos. 

Sin embargo, expertos en aeronáutica civil consideran que BoA siempre fue manejada políticamente y ya recibió varios créditos y aportes de capital que no fueron manejados de forma transparente.

“BoA se maneja con criterio político, no empresarial. Yo no creo en salvatajes de parte del Estado. El Gobierno no debería aportar a BoA con ningún subsidio. Sería pésima idea echar mano de los recursos nacionales, eso significaría quitar recursos a otros sectores”, dijo el experto en aeronáutica Wilson Villarroel. 

Explicó que la situación de BoA se agravó por la pandemia, pero considera que desde hace años la estatal no se maneja adecuadamente. 

Villarroel considera que la aerolínea tiene excesivo personal en tierra y su tripulación es escasa.

“Su personal en tierra no puede ser mayor a la tripulación, si se echa un piloto debe sacarse a personal administrativo. Tendrían que tomar mediadas heroicas. Ellos mismos deben salvarse a sí mismos. Debe haber capacidad de resiliencia empresarial”, indicó. 

En tanto, el experto en aeronáutica Jorge Valle cree que BoA debe tener un cambio de mando y manejarse con transparencia. 

“Toda la vida le han dado dinero a (BoA) y no hay transparencia, no hay claridad. ¿Cuándo se va a autosostener esta empresa? Debería hacerse una investigación a fondo. Falta un cambio de timón, no saben cómo manejarla, hay fatiga de tripulación”, dijo. 

En 2018, BoA tuvo un ingreso de 2.091 millones de bolivianos. Fue el año con mayor utilidad. En 2017, los ingresos fueron de 1.959 millones de bolivianos y, en 2016, fueron de 1.837 millones.

A BoA no le compete transportar carga

El experto en aeronáutica, Jorge Valle cuestionó que BoA haga transporte de carga, con el traslado de vacunas y medicamentos, cuando esa tarea la corresponde a Transporte Aéreo Militar (TAM). “Están desorientados los de BoA”, dijo. 

BoA atraviesa una difícil situación económica debido la paralización de sus operaciones por la pandemia en 2020, lo que le impidió comprar repuestos, pagar alquileres y cumplir otras obligaciones. 

De las 20 naves que tiene), seis están en tierra por falta de repuestos y las 14 en operación también requieren mantenimiento y repuestos para continuar en servicio.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *