Entre lágrimas, Inés Quispe Vda. de Salinas presentó su renuncia irrevocable a la presidencia de The Strongest este miércoles. Le habló a la hinchada para decirle que estaba dejando los $us 3.000.000, obtenidos por la clasificación del equipo a la fase de grupos de la Copa Libertadores.

“(…) La pérdida de mi esposo (César Salinas) ha significado un duro golpe para mí y mi familia. Lamentablemente su ausencia ha deteriorado mi estado de salud y me veo obligada a someterme a un estricto estudio médico, motivo por el cual presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidenta del Club The Strongest”, expresó Quispe, en conferencia de prensa.

Quispe dijo que mientras trabajaba armando el equipo para la temporada 2021, se sometió a estudios médicos y obtuvo resultados “muy poco alentadores”. Además, resaltó que deja una institución saneada, con una economía estable, en cumplimiento del deseo del desaparecido extitular atigrado y de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas.

“Seremos fieles guardianes del manejo administrativo de los futuros directivos, porque no permitiremos que, una vez más, se ponga en riesgo el patrimonio de la entidad”, enfatizó.

Sobre el premio económico que logró el primer plantel como subcampeón del Apertura 2020, indicó que está intacto. “No me estoy llevando los tres millones de dólares que se ganó con el esfuerzo del equipo, cuerpo técnico y directorio. Se queda en el club para que la persona que me suceda, en este caso Ronald Crespo, haga una buena administración”, añadió, en presencia de los medios de comunicación paceños.

El pedido suplicante de los futbolistas no fue escuchado por Quispe, ya que su decisión estaba tomada de manera irreversible.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *