Un descubrimiento en el mar de Indonesia sorprendió al mundo; se trata de un tiburón mutante con cara de ser humano. De todas las criaturas con las que te podés encontrar en el agua, este hallazgo dejó desconcertado a un pescador, llamado Abdullah Nuren, de 48 años, que decidió ir a la zona de Note Ndao, en la provincia de Nusa Tenggara.

Inicialmente encontré una madre tiburón atrapada en la red de arrastre, narró Nuren y continuó: «Al día siguiente le partí el vientre y encontré tres crías en el estómago».

Uno de ellos es el protagonista de esta historia. Se trata de un tiburón bebé con una apariencia humana, dada por sus dos grandes ojos redondos. «Dos eran como la madre y este último parecía tener rostro de humano», agregó el pescador. 

Luego, llevó al tiburón bebé a su casa y con ayuda de su familia logró preservarlo. Dijo que algunos de sus vecinos le ofrecieron comprárselo, pero él se negó.

«Mi casa ha estado llena de gente que quiere ver el tiburón», contó Nuren. «Mucha gente quiere comprarlo, pero yo lo conservaré. Creo que me traerá buena suerte», concluyó.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: