Las pesquisas para esclarecer la tragedia de la  Universidad Pública de El Alto (UPEA) da nuevas luces a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) que, tras identificar a  los dos bandos y someter a siete personas a una investigación, dan lugar a una nueva fase con un tramo que da lugar a dos interrogantes, donde no se descarta indagar a más personas.

La primera de estas aristas apunta a cómo y dónde nace la Asamblea estudiantil que conllevó a la reunión de los estudiantes en el edificio de la UPEA. Mientras el segundo núcleo investigativo da lugar a buscar quiénes son los actores que permitieron el acceso a la reunión donde se aglomeraron las personas (foto), según el reporte del director departamental de la Felcc, Douglas Uzquiano.

La tragedia de la UPEA se dio tras la rotura de una baranda, en el cuarto piso del edificio de la casa de estudios donde se encontraban aglomerados más de un centenar estudiantes; situación que deja hasta la fecha un saldo de ocho persona fallecidas. 

El director de la Felcc también adelantó que se están realizando entrevistas a diferentes testigos y remarcó que en fechas anteriores del accidente se conoce que no había permiso para ingresar a las instalaciones de la casa de estudios por lo que también se debe esclarecer qué responsabilidad tienen quienes trabajan en la universidad, por lo que tampoco se descarta citar a los directivos de la UPEA, aunque «no hay algo que llegue a involucrarlos».

Del mismo modo, la autoridad policial manifestó que en este tipo de hechos suelen ocurrir ‘pactos de silencio’, por lo que los videos y cámaras de la universidad serán clave para conocer quienes estaban motivando las acciones y generaron una gresca en la zona donde ocurrió el accidente.

«De un bando tenemos tres aprehendidos, del otros son tres. Nos falta uno que sería el actor principal. También se debe esclarecer qué motivó a los alumnos subir al cuarto piso de la universidad. Se hablaba de becas alimenticias, pero también no nos olvidemos que debían surgir elecciones en este mes de marzo», manifestó la autoridad en una intervención con Bolivia TV.

Por otro lado, según las declaraciones de dos universitarias, el detonante de la situación apunta a que W. Quispe (estudiante que había egresado hace un par de años, pero que seguía fungiendo como dirigente) ejerció presión para que la reunión se llevara a acabo, pese a que las clases presenciales están prohibidas debido a la emergencia sanitaria del Covid-19.

La asamblea estaba convocada para las 8:00 del martes en la planta baja de la universidad, pero (según la declaración de las estudiantes, citadas por el fiscal Marco Cossío) Quispe, que llegó con cuatro encapuchados, instó a que el tumulto universitario suba al cuarto piso del bloque de la facultad de Economía.

Allí, este dirigente empezó la refriega. Lo que sucedió después está registrado en los videos que circulan en las redes sociales, que muestran cómo se dan los empujones, incluso, cómo una muchacha empuja a otra, que termina cayendo desde una altura 16,7 metrosy esta una de las ocho víctimas.

La aprehensión de Quispe 

La Felcc informó a EL DEBER que la tarde de este miércoles fue aprehendido W. Quispe luego de que se presentara voluntariamente a declarar ante la Fiscalía. El director nacional de esta unidad policial, coronel Alberto Aguilar, confirmó que Quispe, así como V. P, F. V. C., N. C. T., P. C., J. C. L. y R. M. M.; está en celdas policiales. 

La investigación sigue su curso y la toma de declaraciones se ampliará a medida de que se vayan identificando a más involucrados. Incluso, el rector de la UPEA deberá brindar su declaración.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: