El máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, fue el primero en pedir la renuncia de Evo Morales. Lo hizo antes del mediodía del 10 de noviembre de 2019 y luego le siguió la Defensoría del Pueblo, la Policía y finalmente las FFAA. Fueron las cuatro instituciones las que sugirieron a Morales dejar el poder para pacificar el país.

Hoy, 16 meses después, las organizaciones empezaron a justificar ese pedido y en algunos casos argumentaron que hubo ataques a las cuentas institucionales en redes sociales. En el caso de la COB, Huarachi dijo que nunca pidió la renuncia del expresidente y que solo respondió a una consulta de los periodistas.

La Defensoría del Pueblo admitió su publicación y dijo desconocer cómo se borró el tuit que habían publicado el 10 de noviembre. Ese día, a las 12:04 se publicó el texto en la cuenta institucional de la Defensoría. “Apelando al compromiso con la Patria, se sugiere al Primer Mandatario y al Vicepresidente del Estado, considerar la dimisión a su cargo para lograr la pacificación en el Estado Plurinacional de Bolivia”, señalaba el texto de ese mensaje.

La tarde de este lunes, esa oficina leyó un pronunciamiento en el que afirma que la Policía y las FFAA no respondían a las órdenes de las autoridades constituidas y fue por esa razón que se les sugirió abandonar sus cargos.

Respecto de la publicación borrada, la Defensora, Nadia Cruz dijo que no es responsabilidad de la entidad ese hecho. “Desde noviembre del 2019 recibimos constantes ataques no solamente a nuestra página web, sino también a nuestras redes sociales que se han hecho altamente vulnerables como en diferentes oportunidades lo hemos denunciado”, argumentó.

Las horas

La COB pidió la renuncia antes del mediodía. La Defensoría publicó su pedido a las 12:04 del 10 de noviembre. El Comandante General de la Policía, General, Yuri Calderón leería un pronunciamiento policial a las 16:05 en la que pidió la renuncia de Evo Morales y del vicepresidente, Álvaro García Linera. Media hora más tarde lo hizo el Alto Mando Militar, lo que definió la suerte del gobierno de Morales.

A las 16:50 del 10 de noviembre, Morales informó que dejaba la Presidencia para que dejen de perseguir a sus allegados. 

Las justificaciones de esos pedidos empezaron a salir luego de las aprehensiones de los militares que participaron en la conferencia de prensa que convocó las FFAA.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *