El Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) ejecuta acciones preventivas de control frente a la presencia de enfermedades que afecten la producción frutícola en algunas regiones de Cochabamba.

Carlos Aquino Perez, encargado de Certificación Fitosanitaria, informó que se procedió al control de viveros en la región del Valle Alto de este departamento con el fin de controlar la existencia de enfermedades cuarentenarias que pongan peligro a la producción de frutas.

Indicó que el Senasag, a través del Área de Sanidad Vegetal, realizó labores de inspección de viveros y recolección de muestras en cultivos de manzana y durazno en el municipio de Cliza, con la finalidad de obtener la certificación fitosanitaria.

El funcionario precisó que estas actividades tienen el propósito de precautelar la salud de la población, además de mantener el estatus sanitario de la producción frutícola de la región, es decir, libre de enfermedades fitosanitarias.

Cosecha

El pasado martes, la Gobernación de Cochabamba dio inicio a la cosecha de más de 11 toneladas de durazno en el centro experimental de San Benito, donde está el único laboratorio de germoplasma de Bolivia, informó la institución. 

El centro produce 100 mil plantines por año para mejorar la producción de durazno. En tanto, la cosecha es un ingreso para la Gobernación, que ofrece las variedades de tempranero, Gumucio Reyes, Pardo, Precocinno; además de manzana Eva y princesa.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: