Las obras del corredor Quintanilla avanzan en el desnivel de la avenida Uyuni, pero sin que la Alcaldía de Cochabamba haga conocer el diseño final del proyecto a los vecinos que viven en el entorno del distribuidor. 

Se trata de la segunda fase del corredor.

Una de las vecinas, Doris Larraín, explicó: “Nos citaron para conocer el diseño, pero sólo mostraron un plano y con errores técnicos. Tuvimos que hacer nuevamente las mediciones para que corrijan esos errores, pero no nos dan nada hasta ahora”.

La reunión de socialización fue el pasado 7 de septiembre, pero sólo asistió un grupo reducido de vecinos, a quienes se mostró un plano de las cuatro vías que tendrá el desnivel, no el diseño completo.

Otro vecino de la zona, Emilio Padilla, indicó que el diseño final del corredor Quintanilla se tiene que hacer conocer a toda la población por el impacto de la obra.

“Nos hicieron conocer el diseño parcialmente, pero a un grupo reducido. Nos gustaría que socialicen el diseño no solamente para los vecinos, sino para toda la ciudad, porque esa zona es de alto impacto, es una zona emblemática La Recoleta”, dijo Padilla.

Una vez más se intentó conversar con el secretario de Planificación respecto al avance de obras, pero el funcionario señaló que estaba en una reunión.

En la zona los obreros de la empresa Imesapi-POC avanzan en el desvió de la torrentera Aranjuez y las plataformas de los desniveles. 

El proyecto fue adjudicado en la gestión del alcalde José María Leyes. Inicialmente se presupuestaron 97,2 millones de bolivianos, pero con cuatro contratos modificatorios el monto se incrementó a 107 millones y puede llegar a 115 millones de bolivianos. 

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: