Son procesados por la presunta comisión de delitos financieros

En una audiencia que duró más de siete horas, la jueza Marianela Salazar ordenó la reclusión preventiva en Palmasola por 90 días para los cuatro ejecutivos del Banco Fassil, acusados de delitos financieros y malas prácticas entre 2021 y 2022, con otorgación de créditos fuera de norma, como el que se le dio a una jovencita de 18 años.

Los cuatro ejecutivos detenidos son: Juan Ricardo M.O., Hernán S.V., Jorge Arturo C.V. y Hermes Hugo S.C., quienes, al finalizar la audiencia cautelar, fueron sacados por la parte trasera del Palacio de Justicia y trasladados a la cárcel.

Los fiscales asignados a la investigación: Carmen Guzmán y Julio César Porras pidieron en la audiencia que los cuatro que sean encerrados, de forma preventiva, por 180 días, pues indicaron que son probables autores de delitos financieros, pues otorgaron una línea de crédito de más de 1 millón de dólares a la joven, cuya capacidad de pago solo alcanzaba a los Bs 60.700.

Esta acusación fue explicada con los informes realizados por la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI), que ya intervino el Banco Fassil con la finalidad de devolver los ahorros a los ahorristas afectados.

La fiscal Guzmán dijo que la ASFI se convirtió en víctima y querellante en este proceso y que los cuatro ejecutivos son posibles autores debido a que todos autorizaron la línea de crédito a la muchacha de 18 años. Añadió que, este préstamo fue realizado de manera irregular y sin cumplir la documentación necesaria.

Sin embargo, los abogados de los funcionarios del Banco Fassil negaron las acusaciones del Ministerio Público y cuestionaron la aprehensión ejecutada por la Policía al asegurar que los defendidos no huyeron durante el proceso de investigación que inició la ASFI.

Samuel Durán, abogado de Hernán S.V, dijo que la Fiscalía no pudo desvirtuar los riesgos procesales de los acusados y descartó que se haya cometido los delitos financieros al asegurar que la joven de 18 años “pagó en efectivo” los más de un millón de dólares que le prestaron.

“Esta es una detención preventiva abusiva y fuera de cualquier fundamento. Se ha demostrado que no existe la probabilidad de autoría y la imputación no fue sustentada, sin embargo, por la presión de la Fiscalía y Policía se determinó los 90 días de detención preventiva”, cuestionó.

Mañana se espera que se presente a declarar en calidad de testigos la joven de 18 años que se benefició con la línea de crédito de más de 1 millón de dólares, pese a que su capacidad de pago solo alcanzaba a los Bs 60.700. También se presentará un funcionario del Banco Fassil.

Por Juan de Dios Peña Gomez

Gerente Administrador de Taxi-Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: