El excoronel Gonzalo Medina y cuatro imputados más, entre policías y un coronel efectivo, acudieron esta mañana a la audiencia cautelar para responder por la investigación del asalto a la joyería Eurochronos; sin embargo, lo hicieron sin sus abogados, por lo que el acto judicial quedó suspendido.

 El juez Romel Saucedo fijó un nuevo acto para este jueves.

La Fiscalía presentó imputación contra Medina y los otros cuatro investigados por delitos de homicidio culposo, incumplimiento de deberes y lesiones culposas por el atraco a la joyería Eurochronos, ocurrido el 13 julio de 2017

En este atraco cinco personas murieron, entre ellas la ex gerente administrativa y financiera, Ana Lorena Tórrez Torrico y al menos siete personas resultaron heridas.

La fiscal Yolanda Aguilera, que encabeza la comisión que indaga el caso, manifestó que el juez fijó nueva audiencia para este jueves y que la Fiscalía tiene las evidencias para demostrar que los imputados tienen responsabilidad en el lamentable hecho. 

Según la fiscal, primero se tendrán que resolver incidentes planteados por Medina y los otros implicados y luego definirse la situación jurídica porque la Fiscalía pidió la detención preventiva en la cárcel de Palmasola.

La defensa de la víctima Ana Lorena Torrez,, representada por el abogado Jorge Santistevan, calificó la inasistencia de los imputados sin abogados como un complot para perjudicar y retrasar el desarrollo normal del proceso.

Santistevan expresó que es la tercera vez que se presentan sin abogados buscando dilatar el proceso para frenar el esclarecimiento del hecho. «Es una forma de prolongar los plazos y eludir la responsabilidad que pesa sobre sus actos en ese lamentable hecho delictivo”, expresó.

Dijo que el hecho de que Medina responsabilice a la fiscal Yolanda Aguilera y la acuse de tenerle odio es un tema personal que trata de desviar el fondo del problema. 

Considera que los imputados buscan apartar a la fiscal del caso y que las investigaciones sean dirigidas por otro fiscal. “Esto es muy grave y por eso a la fiscal Yolanda Aguilera le iniciaron un proceso disciplinario para  apartarla del caso”, dijo.

Por su parte, Gonzalo Medina dijo que es “fácil abrir un caso sin que uno se defienda, ahora estoy libre para defenderme”. 

Señaló que estando preso, sin comunicación, se lo imputó y se lo acusó de dirigir un operativo fallido. Asegura que no fue así y pidió un peritaje. 

Según Medina, el día del atraco él recibió un llamado telefónico y acudió al lugar; llego a las 9:53 cuando ya las víctimas habían sido evacuadas. 

Medina manifestó que el 18 de enero salió el informe de un peritaje que lo absuelve de toda culpa y que todo lo demás se tejía en base a conjeturas. 

Dijo que el día del atraco hubo una reacción y una acción, que él  llegó al lugar al llamado telefónico del coronel Rubén Barrientos y de otros patrulleros, y que en el lugar no solo había gente de la Felcc sino también de todas las unidades policiales.

“Soy víctima de odio de la fiscal con quien tuve problemas en el ejercicio del trabajo, estoy siendo imputado por algo injusto, salió un peritaje, soy enfermo crónico, es posible que no me presente para no exponerme, pero estoy seguro que el forense lo certificará. Dependiendo de mi salud, me presentaré. Veo al juez con marcado interés, estando en suplencia quiere celebrar la audiencia, pero me someteré al juez”, dijo Medina.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *