Cinco años y nueve meses tardó el juicio que instauró la dirigente campesina Felipa Huanca en contra de otro dirigente campesino, Rafael Quispe, autonombrado como “Tata Quispe”. Esta tarde el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer condenó a dos años de prisión a Quispe, aunque la ley prevé que las condenas menores a dos años no tienen cárcel.

La denuncia era por acoso político ya que Huanca dijo que por acciones de Quispe ella perdió las elecciones subnacionales de 2015 cuando se presentó como candidata a la Gobernación de La Paz por el MAS.

En marzo de 2014, Quispe denunció a la entonces secretaria Ejecutiva de la Federación de Mujeres Campesinas de La Paz “Bartolina Sisa”, Felipa Huanca, por ser parte del desfalco millonario al ex Fondo Indígena.

“En Bolivia delito había sido denunciar la corrupción”, dijo el Tata Quispe tras conocer el fallo de la justicia en su contra. A continuación, mira el video.

Un largo proceso

Desde el inicio del juicio, en diciembre de 2020, Quispe venía anunciado que sería condenado por la denuncia de Felipa Huanca y que él estaba dispuesto a enfrentar la prisión si fuera necesario. Esta mañana se presentó a la audiencia presencial, aunque las mismas estaban suspendidas, y después de más de seis horas de debate se emitió la condena.

El artículo 148 del Código Penal señala que el delito de acoso político contra las mujeres la ejerce “quien o quienes realicen actos de presión, persecución, hostigamiento o amenazas en contra de una mujer electa, designada o en el ejercicio de la función político – pública”. La pena por este delito es de 2 a 5 años.

El artículo 368 del Código de Procedimiento Penal señala que, “el juez o tribunal, al dictar sentencia condenatoria concederá el perdón judicial al autor o partícipe que por un primer delito haya sido condenado a pena privativa de libertad no mayor a dos años”.

El proceso duró más de cinco años y en los mismos Quispe se declaró víctima de Huanca a quien denunció por supuesto desfalco en el ex Fondo Indígena.

La otra dirigente del MAS con quien Quispe tiene un proceso es la exministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, por el mismo caso del desfalco millonario en ese fondo de propiedad de los indígenas.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *