Según el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, el contrabando en los últimos meses registra una tendencia ascendente impulsado por la devaluación de las monedas de los países vecinos. Entre finales de diciembre de 2020 y principios de marzo de 2021, dijo que las principales divisas de los países con los que Bolivia registra mayor intercambio comercial experimentaron un proceso de devaluación.

Describió que el real de Brasil se depreció 7,6%; el peso de Chile, un 2,09%; el peso de Argentina, un 6,7%; el sol de Perú, un 0,82%; mientras que el euro, el 1,32%. “La devaluación de los países vecinos genera mayor competitividad espurrea y una mayor importación de bienes por vía ilegal (contrabando) que afecta a la producción Hecho en Bolivia”, exclamó Blazicevic.

A su juicio, no solo la industria láctea es la afectada, sino también alimentos, bebidas, textiles, manufacturas de madera, cuero, etc. Estimaciones de las CNI reflejan que por día ingresan al país vía contrabando productos diversos por más de $us 6,3 millones.

En ese contexto, Blazicevic expuso que la CNI ha propuesto medidas específicas para el combate al contrabando. Por ejemplo, modificar la Ley 1053 sobre Fortalecimiento de Lucha al Contrabando que establece privación de libertad cuando el valor del tributo omitido es mayor a 200.000 UFV y si es menor a este valor corresponde una multa de 50% del valor de la mercadería. La modificación es reducir el valor de 200.000 UFVs a 50.000 UFV.

El sector industrial demanda intensificar la lucha contra el contrabando mediante acciones de interdicción con las Fuerzas Armadas y el Viceministerio del Área no sólo en la frontera de Chile, sino también en la frontera con Brasil y Argentina. Además, implementar un código de barras, código QR, hologramas en los productos importados a Bolivia en lugar de los timbres actuales que son de fácil falsificación.

La CNI plantea un control y comiso del contrabando por parte de autoridades públicas nacionales y subnacionales (gobernaciones y municipios) en mercados internos (ferias, calles, mercados populares y otros espacios).

Con datos del Centro Boliviano de Economía de Cainco, el contrabando de productos alimenticios seleccionados llega aproximadamente a $us 400 millones por año. La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) estima $us 2.300 millones.

Control en fronteras

En las últimas semanas, la Aduana Nacional de Bolivia ejecutó intervenciones en las fronteras con Argentina y Chile. En Charaña, frontera con este último país, el Control Operativo Estratégico (COE) se decomisó de seis camiones, uno fue incinerado, que transportaban más de 50 toneladas de ropa nueva de contrabando valorada en Bs 3 millones.

En Tarija y Cochabamba se decomisó un camión con acople con mercancía constituida en jabas de cigarrillo de procedencia paraguaya. El valor comisado asciende a Bs 1.164.000. En la frontera con Argentina se reforzó el control para evitar el ingreso de alimentos que atentan y compiten con la producción nacional.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *