La situación legal del exministro Arturo Murillo, detenido en mayo en EEUU, podrá conocerse sobre todo a través de la vía diplomática y no legal si es que existe un acuerdo con la Fiscalía, porque el Gobierno no es parte del caso.

Murillo y otras cuatro personas fueron detenidas por soborno y lavado de dinero en la compra irregular de gases en la crisis de 2019.

El abogado y analista Henry Rico dijo al respecto que si fuese evidente que el exministro es ahora un testigo protegido de EEUU necesariamente se realizará una audiencia, pero por los procedimientos que se aplican es difícil conocer a cabalidad si hubo o no esa sesión.

“La única forma de saber eso es esperar que la Cancillería de Bolivia actúe en la vía diplomática, porque ni el Procurador ni el Ministerio de Justicia pueden hacerlo por sus propios medios, porque es una investigación federal”, explicó.

Añadió que si se hallase libre es una decisión de la justicia norteamericana, pero si no es así se debe esperar la audiencia señalada para el 9 de julio para conocer la situación jurídica de Murillo.

En tanto, al abogado y periodista Julio Veizaga manifestó que, de acuerdo con los tratados internacionales, Bolivia podrá solicitar la extradición de Murillo cuando tenga una sentencia ejecutoriada en el país.

“Es un show político de empezar a pedir la extradición. De acuerdo con el tratado con EEUU, uno de los requisitos indispensables es la sentencia ejecutoriada, y Murillo no tiene eso en Bolivia, apenas han abierto un proceso”, explicó.

Por otro lado, el ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que esta semana volverán a enviar la solicitud de extradición a la Cancillería. Y expresó que este año espera tener una sentencia en su contra por el caso gases lacrimógenos.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: