Vencer a la pandemia del Covid-19 fue ayer el principal pedido que hicieron ayer las autoridades y amautas en el inicio del Año Nuevo Andino Amazónico 5529. Los rituales en los lugares ancestrales fueron reducidos por la emergencia sanitaria. 

“Venimos a Tiahuanaco con mucha humildad, con mucho respeto a nuestros achachilas, con mucho respeto para pedirle este Año Nuevo Andino Amazónico mucha salud para el pueblo boliviano. Como nunca, necesitamos de todas las fuerzas, necesitamos y venimos con mucha fe a pedirle a nuestra

Pachamama, a pedirle a nuestro Inti, fuerza, salud para seguir avanzando”, manifestó el presidente Luis Arce.

La autoridad también pidió que la economía boliviana y el proceso de cambio avancen sin contratiempos, por lo que solicitó a los jilakatas, achachilas y amautas su apoyo con la energía espiritual para lograr esos propósitos.

“Sabemos que hay que trabajar, no nos estamos cruzando de brazos, pero necesitamos siempre esta energía que nos va a venir de nuestro Inti (sol)”, remarcó. 

Choquehuanca

Por su parte, el vicepresidente David Choquehuanca señaló que el camino del Qhapaq Ñan lleva hacia la unidad, esperanza armonía, bienestar y respeto.

“Hemos venido con mucho respeto a este lugar sagrado para caminar con nuestros abuelos, para caminar con respeto a nuestros pueblos, para caminar con respeto a la lluvia, para caminar con respeto a nuestras montañas, para caminar con respeto a nuestros animales, a nuestras llamitas, para caminar con respeto al abuelo fuego, para caminar con respeto a nuestra Pachamama”, sostuvo. 

Con las manos extendidas hacia el cielo, todos los asistentes recibieron los primeros rayos del sol que asomaron por el cerro Lloco Lloco (Tiahuanaco), ayer, cerca de las 7:17.

Por Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: