El gobierno de Estados Unidos dijo el lunes que «sigue con preocupación» la situación en Bolivia, donde la expresidenta, Jeanine Áñez, y miembros de su gabinete fueron detenidos acusados de participar en un supuesto «golpe de Estado» contra el exmandatario Evo Morales.

«Estados Unidos sigue con preocupación los acontecimientos relacionados con el reciente arresto de exfuncionarios por parte del gobierno boliviano», dijo Jalina Porter, portavoz adjunta del Departamento de Estado.

«Nuestra preocupación se suma a la expresada por líderes cívicos, políticos y religiosos de Bolivia, así como por los de la comunidad internacional», indicó Porter, citada por la agencia AFP.

La secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) bajo su órbita, así como el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la Unión Europea y la influyente Conferencia Episcopal de Bolivia han pedido respeto por las garantías judiciales y «transparencia» en el proceso. También han pedido la liberación de los detenidos.

Áñez fue aprehendida el sábado al igual que sus ministros Álvaro Coímbra  y Rodrigo Guzmán . La orden de la Fiscalía alcanza también a los exministros Arturo Murillo, Luis Fernando López y Yerko Núñez.

Una jueza impuso el domingo a Áñez, detenida bajo cargos de sedición, terrorismo y conspiración, cuatro meses de prisión preventiva a la espera de su juicio.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *