La Asamblea Legislativa cumplirá este jueves una semana en suspenso y no hay señales de que vuelva a sesionar para elegir al nuevo Defensor o Defensora del Pueblo. De hecho, el senador Leonado Loza (MAS) descartó una nueva convocatoria para esta semana. 

“Consideramos que esta semana no se va a avanzar; esperemos que se pueda la semana que viene”, afirmó el legislador que es cercano a Evo Morales. La bancada del oficialismo no ha podido ponerse de acuerdo a pesar de varios intentos.  

Pero, a pesar de la falta de acuerdos internos en el MAS para elegir al Defensor, el senador Loza descargó toda la responsabilidad contra los opositores.  

“No se avanza, porque hay capricho. Ellos están bloqueando la elección del Defensor del Pueblo. La oposición se llena la boca, hablando de democracia; de institucionalidad, pero en el fondo, hay rencor al MAS y al Gobierno”, aseguró.  

Además, aseguró que hay un plan para desestabilizar la institucionalidad del país. “Están buscando perjudicarnos y no viabilizar muchos temas de importancia para el país como el tema del Defensor del Pueblo”, señaló.

Loza recordó, además, que luego del complejo proceso de elección del Defensor del Pueblo se debe desarrollar el proceso de selección del nuevo Contralor.  

El criterio de Loza no fue respaldo por Freddy Manani, presidente de la Cámara de Diputados, “el hecho que en la elección no estén garantizando los dos tercios, no es un favor al MAS, es de cara al pueblo, nosotros esperamos que depongan actitudes y podamos avanzar para tener una nueva autoridad”, afirmó.

Durante la sesión de la Asamblea Legislativa del 5 de mayo, las tres fuerzas políticas se inclinaron por tres de los siete candidatos “finalistas” a Defensor del Pueblo.

La alianza Comunidad Ciudadana (CC) apostó por Evelín Cossío; el Movimiento al Socialismo (MAS) con divisiones notorias votó por Francisco Callisaya y Porfirio Machado, mientras que Creemos votó en blanco.

En la primera elección, Callizaya obtuvo 65 votos, seguido de Cossío, con 46; Machado, 30; Claudia Calvo Campos, dos; Rubén Julio Estrada, dos; hubo 18 votos blancos y un voto nulo.

El candidato elegido debía conseguir 109 votos, pero ninguno alcanzó este requisito y se procedió a una segunda elección.

Callisaya logró 82 votos, Cossío 47 votos, Machado 11, hubo 17 votos nulos y Luisa Chipana obtuvo solo uno. Entonces, Choquehuanca declaró la sesión en suspenso, lo que dura hasta hoy y dejó al descubierto la división en el oficialismo.

En la oposición tampoco existe una postura única. La bancada de Creemos afirmó que, si el vicepresidente David Choquehuanca decide reanudar la sesión, ellos continuarán votando en blanco, porque consideran que la Defensoría volverá a ser controlada por el MAS.

“Nuestro voto seguirá siendo en blanco, porque expresa nuestra posición de decirle al país que el Defensor del Pueblo no debe responder a ninguna línea política”, afirmó la senadora Centa Rerk.

Desde Comunidad Ciudadana (CC) surgió la propuesta de instalar un diálogo político con participación de las organizaciones internacionales para destrabar la elección, pero al mismo tiempo existe una tendencia para respaldar a Cossío.

Frente a este escenario, Gualberto Arispe, jefe del bancada del MAS en la Cámara de Diputados, admitió que el interinato de Nadia Cruz en ese cargo es una posibilidad.

 “Si esto se ratifica (la falta de dos tercios) como está hasta ahora, se dará lugar a que se quede la señora Nadia Cruz y se mantenga el interinato; pero lo que nosotros hemos planteado es que tengamos que dar una señal con otra Defensora, con otro Defensor”, afirmó Arispe.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: